Menú

Intercambio de Polonia

La crónica que nos hicieron llegar antes de visitar Praga y Paris es un buen ejemplo para hacernos una idea de los que han vivido en el Intercambio de Polonia: ¡La aventura comenzó en el parking de Garbera! Los BMW y los atascos de Munich, sensaciones y testimonios de Auschwitz, rincones y paisajes de Krakowia… Las horas de autobús se han ido acumulando y las hemos pasado de la mejor manera posible: siestas, música, películas de miedo, ¡incluso se ha creado un club de lectura! Co la emoción del primer día llegamos a Poznan y nos encontramos con las familias; unas nuevas y otras ya conocidas. Hemos conocido su cultura, tradiciones y alimentos, y los hemos hecho nuestros. Talleres de croissant, cancionero polaco, Torun, museos varios… ¡hay variedad en Poznan! Hemos metido una infinidad de recuerdos y experiencias (y regalos) en la maleta, esperando poder volver para encontrarnos con aquello que no hemos podido traer a casa.

Emprendimos el viaje de vuelta un poco tristes, pero con la llegada a Berlín se fueron todos los males. Coincidió con el Erste Mai, es decir, con el 1 de mayo y tuvimos oportunidad de disfrutar de esplendido ambiente East Side Gallery inclusive. Iniciamos la siguiente etapa con once horas de retraso (literal), ¡allá vamos Praga!

Facebook-en elkarbanatu
Twitter-en elkarbanatu
Emailez elkarbanatu